Cuando viajas es difícil controlar tu economía. A parte de porque estas fuera de tu entorno y tienes acceso limitado a tus cuentas o a tu información, también porque tienes que estar disfrutando del viaje: visitando lugares nuevos o simplemente descansando y relajándote.

En Viviendo el Mundo sabemos que cuando estas viajando pierdes el sentido del tiempo y del valor de las cosas. Es normal, pues estas fuera de tu entorno habitual y todo es nuevo y diferente. Por eso cuando viajamos es muy fácil gastar más de la cuenta.

Ahí van unos tips que te ayudaran a ahorrar viajando:

Tip 1: Presupuesto

Ten claro qué tipo de viaje vas a realizar y cuál es tu presupuesto para ello. Primero infórmate del valor de la moneda del país en comparación con la de tu país. Después intenta realiza un cálculo aproximado de lo que te puedes gastar por día. Realizar esta operación te ayudará a ser consciente del gasto aproximado que puedes tener, y en consecuencia sabrás cuanto te quieres gastar.

Tip 2: Dinero en efectivo o tarjeta.

Sin duda, la mejor opción es el dinero electrónico. Realizar tus pagos en otro país con tu tarjeta te ayudara a ahorrarte todas las comisiones que generan los cambios físicos de divisas.

El problema es que en algunas partes del mundo como en Asia, por ejemplo, la tarjeta es bastante inservible. En este caso, hay que buscar la mejor estrategia para cambiar euros al mejor precio posible.

Lo más económico sin duda es llevarse dinero en efectivo y cambiarlo en las casas de cambio del país de destino (sobre todo en nuestro caso que el euro es una moneda fuerte), de esta manera te ahorraras las comisiones que generan los bancos. No obstante, hay que tener en cuenta que llevar dinero en metálico encima también puede suponer un riesgo. Sobretodo, para aquellos que quieren hacerse con lo que es tuyo, que saben de sobra que los turistas llevamos dinero encima, así que harán las mil y una para obtenerlo.

Sin ir más lejos, en Viviendo el Mundo nos robaron en un autobús nocturno en Tailandia, aprovechando que todo el mundo dormía uno de los conductores revisó todas las mochilas y con gran astucia solo robaron ¾ del dinero, suelen dejar algunos billetes para que no te des cuenta en el momento.

Otra opción, aunque te van a cobrar comisión, es retirar dinero de los cajeros. En este caso sucede lo mismo, es recomendable que retires la mayor cantidad de efectivo para que la comisión te la cobren una vez, pero sé razonable y no te arriesgues a llevar mucho dinero en metálico encima.

Antes de iniciar tu viaje, habla con tu banco e infórmate de las condiciones que te aplican al retirar dinero en los cajeros de tu país de destino.

 Tip 3: Alojamiento

El alojamiento casi siempre es lo más caro. En Viviendo el Mundo lo sabemos bien y siempre intentamos encontrar los alojamientos más económicos. Como ya sabrás las opciones más baratas suelen ser siempre los albergues, hostales o pensiones.

Por ejemplo, en Nueva Zelanda y Australia encontraras los backpackers o guesthouse, son hostales muy bien equipados donde puedes encontrar desde habitaciones dobles, hasta dormitorios compartidos desde 4 hasta 16 personas. Muchos de ellos también disponen de habitaciones compartidas solo para chicas. Además los backpackers disponen de zonas comunes como: cocina, comedor, sala de televisión, terraza… y además siempre organizan un montón de actividades en grupo.

Un buen consejo que te podemos dar desde Viviendo el Mundo es que no reserves tu alojamiento desde tu país de origen.  Es mucho mejor llegar al país de destino, examinar la zona y comparar precios. Además, en muchos sitios, como en Asia y América del Sur te pueden hacer un precio especial si vas en persona. Así que cambia el chip y lánzate a la aventura. Eso sí, sé coherente, depende a donde vayas, a qué hora llegues o qué época del año sea, reserva tu alojamiento con antelación. Hay que lanzarse a la aventura pero con astucia.

Tip 4: La Comida

Ten en cuenta que a cualquier sitio que vayas a comer en cualquier parte del mundo van ha existir los restaurantes para turista. La mejor opción para ahorrar viajando es comer en los restaurantes donde comen locales, puestos de la calle, en los mercados (sobretodo los locales y no los mercados «cool» que hacen para turistas) y acudir a los supermercados. De esta forma podrás disfrutar de los placeres locales sin pagar precios desorbitados.

Si en algún restaurante local intentan cobrarte 3 veces más lo importante es que estés bien informado del valor real de las cosas para poder, educadamente reclamar el precio justo.

Tip 5: El transporte

Como es lógico la forma más económica de moverse es el transporte público. Aunque, cabe decir que en muchas partes de mundo usar transporte público puede ser agobiante, inseguro y el trayecto puede convertirse en eterno. Desde Viviendo el Mundo, aunque corroboramos esta afirmación, queremos decir que para nosotras utilizar el transporte público no solo supone un gran ahorro de dinero sino que también es una experiencia para integrarse en la vida local e interactuar con la gente.

Si sois un grupo y en el sitio donde estáisexiste la posibilidad de alquilar coche, recomendamos hacerlo. Ya que os podéis mover a vuestras anchas y al ser varios compartiréis gastos.

Otra opción mundialmente conocida es hacer autostop (en inglés hitch-hiking), aunque nosotras no usamos mucho este método de transporte, cabe decir que en ocasiones puede ser muy útil, y hay sitios donde este método está muy extendido.