Seguramente si piensas en Tailandia una de las imágenes que te venga a la cabeza sea algún templo budista.  Y es que solo en este país se encuentran más de 20.000 templos. Durante nuestro viaje por Tailandia, pudimos sumergirnos en la cultura budista y descubrimos una forma de vida muy diferente a lo que estábamos acostumbradas.

Y cuando nos estábamos habituando a los templos, figuras y monjes propios de la religión budista nos fuimos a topar con lo nunca visto…

… un templo lleno de figuras propias de una película de miedo!

Sino juzgar vosotros mismos:

Incluso en la calle, la señalización de separación entre el templo y la carretera tiene estos motivos:

En el interior del templo no se pueden echar fotos, aunque nosotras no nos pudimos estar de echar algunas a los murales sorprendentes que nos íbamos encontrando. Solo os dejamos una muestra, pero si estáis por el norte de Tailandia no dudéis en ir a visitarlo y juzgar por vosotros mismos.

El Wat Rong Khun o también conocido como Templo Blanco es cuanto menos, asombroso. El diseño es rompedor y todo el templo es blanco, por eso, deja boquiabierto a todos los viajeros que lo visitamos. Además, es gratis.

A parte de eso, aunque al principio puedas pensar, como nos pasó a nosotras, que todos los elementos están puestos de manera gratuita únicamente para llamar la atención o por transgresión del creador, este mismo ha dicho en varias entrevistas que el templo es una metáfora a la vida. Es decir, para llegar a la iluminación de Buda (templo blanco que hay en el centro), primero hay que pasar por el sufrimiento, la codicia y otros pecados.

El templo aún no está acabado, pero está lo suficientemente construido para poder apreciar toda la idea de Chalermchai Kositpipat.

¿Cómo llegar al Templo Blanco?

Nosotras, que somos muy fans de no coger tours organizados, alquilamos una moto para todo el día. Nos costó unos 300BHT. Y des de Chiang Rai nos plantamos en el Templo Blanco en unos 20 minutos. El templo, y la cantidad de visitantes que tiene, se pueden ver desde la carretera.

También se puede coger un tuk-tuk por 200-300BHT, o un autobús público desde Chiang Rai. Y para volver coger otro tuk-tuk desde el parking del templo o desde la carretera. O un autobús desde la carretera.