icon-cloud                       icon-camera-retro                         icon-dollar                        icon-info-circle 
 

INTRODUCCIÓN

Tailandia es el destino predilecto en cualquier viaje o ruta por el sudeste asiático. Para nuestro gusto el turismo del país ha degenerado un poco y Tailandia nos ofrece la cara A y la cara B de la misma moneda. La cara de las playas espectaculares de arena blanca, la flora y fauna submarina reconocida mundialmente, selvas, buena comida y unos templos budistas preciosos, pero también puedes encontrar fácilmente, el turismo de borrachera, suciedad, fiestas interminables en la playa, o tailandeses con negocios que debido a ese turismo “guarro” no tratan al turista muy amablemente. No obstante, eso es la cara B, y gracias a nuestros consejos puedes visitar el país en modo A y dejar la cara B para quien la quiera.

CUANDO IR Y CLIMA

Si el calor no es problema para ti de marzo a junio es la mejor época. De noviembre a febrero que es la mejor temporada en cuanto a clima (temporada fresca y seca) pero también es la temporada alta turística, con el aumento de precios que eso supone. Nosotras fuimos entre marzo y abril (para pillar el Songkran o Año Nuevo Thai) y fue una maravilla en cuanto a clima y temperatura.

La estación lluviosa va de julio a octubre, y a veces no son solo lluvias sino que son lluvias muy intensas.

NUESTROS IMPRESCINDIBLES

    1. Bangkok
    2. Koh Phi-phi
    3. Koh Tao
    4. Sukhotai
    5. Chiang Mai
    6. Chiang Rai.

 icon-arrow-circle-o-up 

COSTES

TRANSPORTE:

La mejor opción para moverse por Tailandia, si vais con tiempo son los autobuses y trenes en el continente y barcos para las islas.

Los trenes son cómodos, baratos al igual que lentos. Si quieres alguno más rápido toca pagar más. El precio del billete de tren se calcula en base a 1ª, 2ª o 3ª clase y tipo de tren: normal, rápido o exprés, y si el vagón tiene o no aire acondicionado y literas. Cruzar el continente de Bangkok a Chiang Mai (unas 10h) en tren sin aire acondicionado, pero con unas ventanas abiertas y en asientos os costará unos 300THB (10€).

Para moverse entre ciudades, con una red mucho más amplia, encontramos los autobuses.  Las compañías más fiables salen de las estaciones públicas y no de los núcleos turísticos. En cuanto a precios encontramos desde servicios VIP con mini-buses, asientos reclinables y aire acondicionado, hasta un autobús destartalado con un ventilador en el techo y la puerta abierta que te hace de ventilador. La verdad es que para recorridos largos estos últimos no son los mejores, pero los precios son una maravilla.

Los ferries a las islas cuestan entre 250-450THB.

Para moverte en grandes ciudades, como Bangkok, los autobuses locales te costarán 8THB, aunque las rutas, paradas y conductores son un poco caos. El metro cuesta unos 15-50THB, mientras que los tuk-tuk, las motos de tres ruedas con un banco pueden costar alrededor de 60-100 THB. Los conductores de tuk-tuk en Bangkok no son muy amables, y las negociaciones a veces son imposibles porque el primer precio que te dicen es prohibitivo, aconsejamos no pelear, buscar otro tuk-tuk o elegir otra forma de transporte y dejar el tuk-tuk para otra ciudad.

Otra buena opción para alguna situación concreta es alquilar una moto. Por 150-250THB al día, puedes ir a visitar algo cerca del sitio en el que estas alojado, sin necesidad de tener en cuenta horarios de buses y demás.

ALOJAMIENTO:

Tailandia es un país muy explotado “mochileramente” hablando, es por eso que puedes encontrar alojamientos realmente baratos, sobretodo más hacia el norte, y fuera de las grandes ciudades. Así por ejemplo, puedes encontrar una habitación privada en una guesthouse por 400THB en Bangkok o Chiang Mai y por 250-3000THB en los sitios no tan turísticos. En las islas por su parte, empieza a contar a partir de 500-600THB. El aire acondicionado te lo cobran a parte por un suplemento de 150THB. En las islas, preguntar el precio de habitaciones como también de bungalows ya que a veces el precio es el mismo y en un bungalow estas mucho más a tu aire.

COMIDA:

Comer en Tailandia es muy barato. Los puestos de comida callejeros, muy seguros aunque algunas pintas digan lo contrario, sino los propios tailandeses no comerían ahí. Nosotras nos aficionamos a una especie de pinchitos de carne en plan tentempié y nos costaban 20THB. También hay que decir que un día probamos el mismo pinchito de calamares y no volvimos a repetir.

Un plato de arroz o fideos con verduras y pollo, cerdo o gambas te puede costar alrededor de 35-50THB y con eso comes maravillosamente. El mismo plato en un restaurante puede costarte 150-350THB, así que vale la pena comer en los puestos de la calle.

Puedes comprar agua embotellada o alguna otra bebida en el 7-eleven.

 icon-arrow-circle-o-up 

OTRA INFORMACIÓN

VISADOS

Todos los miembros de la UE, EEUU, brasileños, chilenos y peruanos tienen permitida la entrada a Tailandia sin necesidad de visado especial 30 días si llega en avión o 15 días si se llega a través de alguna de las fronteras terrestre con algún país vecino. Argentinos, ecuatorianos, panameños, mexicanos, paraguayos, uruguayos, colombianos y venezolanos necesitan visado.

Si se quiere estar en el país por más de 30 días, que es lo que nos pasó a nosotras, hay que cruzar la frontera por Camboya, Laos (nuestra opción), Myanmar o Malasia, y volver a entrar. O pedir una extensión de visado en una oficina de inmigración tailandesa y pagar unos 1900THB que cuesta el trámite.

SALUD

No hay ningún tipo de recomendación específica para viajar a Tailandia. Como en otros países del sudeste asiático se recomienda tener cuidado con los mosquitos y beber agua embotellada. Referente al agua embotellada, nosotras al inicio la comprábamos en el 7-eleven. Pero vimos que a la hora de comer, en la mayoría de los restaurantes callejeros tienen un recipiente lleno de agua desde donde todos los lugareños se llenan los vasos para beber. Como nosotras somos muy del “donde fueres haz lo que vieres” también bebíamos de ahí y ningún problema de ningún tipo.

En cuanto a seguridad, no se recomienda viajar a las provincias más sureñas, como Yala, Narathiwat, Pattani y  Songkhla.

SEGURIDAD

Muchísimo cuidado con los robos, sobre todo al despiste. Aprovechan las grandes aglomeraciones de gente, o las paradas para comer o ir al baño en los autobuses. Lo decimos por experiencia propia.

DINERO

Hay cajeros automáticos en todas las zonas turísticas del país, al igual que bancos. Cuidado porque los cajeros automáticos expenden billetes grandes, que luego son difíciles de cambiar. Por ejemplo, de 1000THB, los vendedores ambulantes no te los aceptan, pero si en hoteles o 7-eleven.

 icon-arrow-circle-o-up