¡Hola mi gente!

Aquí estamos de nuevo, desde Miami con amor. Esta ciudad nos ha sorprendido para bien, Miami es una ciudad muy acogedora, su gente (70% hispanohablante) te hacen sentir como en casa desde el primer minuto. Nosotras solo dispusimos de 4 días para explorar la ciudad, pero aun así los hemos aprovechado al máximo.

Empezamos por Little Havana un lugar perfecto para empaparse de la cultura hispánica en general y de la cultura cubana en particular. Pasear por sus calles es muy agradable: música que sale de los bares y restaurantes, parejas que bailan en la calle, clásicas partidas de dómino por parte de los más mayores y sobretodo tiendas de puros por doquier.

Siguiente parada el Art Decó Historical District, nos encantó esta parte. Situados en la zona de Miami Beach se encuentran toda una serie de edificios construidos durante los años 30 y 40 en el marco del movimiento artístico Art Decó. Este movimiento se caracteriza por construcciones donde se prioriza la estética, basada en tonos pastel, elementos decorativos inspirados en la geometría y luces de neón a tutiplén.

Y como no, después de una larga paseadita terminamos en South Beach, considerada una de las mejores playas de Miami.

Es una pena, porque nuestra aventura ya va terminando….y aunque por un lado tenemos ganas de volver a casa, por otro sentimos una sensación amarga puesto que como ya muchos de vosotros sabréis por experiencia propia:

*¡Viajar es una adicción!*

Y es que llevamos ya 1 año y 4 meses lejos de casa. Cada día gente nueva, experiencias diferentes, lugares por descubrir… Queremos vivir en un viaje eterno^^. Y aunque esto a primera vista puede parecer una utopía, desde Viviendo el Mundo nos hemos propuesto intentarlo. Así que si te quedas con nosotras prometemos compartir contigo todas nuestras aventuras. ¿Suena bien, no?

Nos vemos en el próximo post, y entretanto recuerda:

“La vida es un suspiro, así que no te conformes solo con respirar y Vive el Mundoooooooo”